La Libertad de Conciencia y el Decreto Presidencial sobre Anticonceptivos en los EE.UU. 

Contexto

La ley de Salud Asequible (Affordable Care Act) manda que todos los planes de servicios de salud para un grupo, provea de servicios preventivos gratis a los beneficiarios. Los servicios preventivos incluyen esterilización y anticonceptivos además de drogas abortivas, como “Plan B” y “Ella”, que causan abortos tempranos. Aunque la administración del Presidente Obama argumenta que han presentado un compromiso con las organizaciones que están en contra de proveer a sus empleados estos servicios, en realidad, muchas organizaciones religiosas todavía tienen que pagar por los servicios a pesar de sus creencias.

La ley pone en cuestión el derecho a libertad de conciencia de todos los estadounidenses porque afecta su capacidad de actuar de acuerdo a sus creencias y normas morales. Al final, afecta a todos los ciudadanos del mundo: por causa del liderazgo global de los EE.UU. y la ayuda monetaria que proveen los EE.UU. a otros países, las decisiones de los EE.UU. tienen un impacto en las políticas de muchos gobiernos en el mundo.

Una Respuesta de World Youth Alliance

En las últimas semanas hemos visto ataques repetidos contra la libertad de conciencia hacia las organizaciones religiosas en los Estados Unidos. El decreto sobre anticoncepción, parte del “Affordable Care Act” (Ley de Cuidado Asequible), requiere que muchas organizaciones religiosas abandonen sus creencias y provean servicios que los empleadores consideran reprochables y contra las normas morales de la organización. El Presidente Obama y el Departamento de Salud y Servicios Humanos han ignorado el derecho de conciencia de todos los estadounidenses en su apoyo inflexible del decreto sobre anticoncepción.

World Youth Alliance es una coalición global de jóvenes comprometidos a la promoción de la dignidad de la persona en políticas públicas y cultura. Creemos que los derechos humanos son expresiones de solidaridad y vienen como instrumentos para la ley, siempre desde la primacía de la dignidad de la persona. Así, creemos que el derecho a la libertad de conciencia tiene que estar protegido.

Por lo tanto, reconocemos el derecho a la libertad de conciencia por todos los estadounidenses. Reconocemos que el decreto sobre anticoncepción es una violación de la libertad religiosa y los derechos de conciencia de las organizaciones religiosas. Por ello, pedimos a los miembros del Congreso y del Senado de los Estados Unidos que preparen y apoyen leyes que protejan la libertad de conciencia, tal como con la ley recién propuesta por el Senador Rubio, llamada Ley de Restauración de la Libertad Religiosa de 2012 y, un proyecto parecido del representante (diputado del Congreso) Fortenberry, el H.R. 1179.

Además, reconocemos la posibilidad de que la negativa del Presidente Obama en respetar el derecho de conciencia de las organizaciones religiosas, tenga un impacto global. Las políticas y acciones de los Estados Unidos resuenan por todos los países del mundo y nosotros, como una coalición global de jóvenes, estamos especialmente preocupados en cómo la infracción de la libertad de conciencia puede incidir en las políticas de otros países. Juntos, las personas jóvenes nos manifestamos en defensa de la libertade de conciencia y de religión tanto en los Estados Unidos como en todo el mundo. Por favor, haz clic aquí para más información acerca de cómo este decreto viola el derecho de conciencia.

Si estás de acuerdo con nuestra postura, por favor, llena el siguiente formulario. Al proveer tu información estás permitiendo que WYA pueda contactar al Congreso y al Senado de los Estados Unidos en tu nombre. ¡Gracias por defender la libertad de conciencia y de religión!