Camino a Cuernavaca


Despues de una semana particularmente intensa aprovechamos la visita de un viejo intern para visitar la UNAM. Su rectoría ha sido proclamada Patrimonio Histórico de la Humanidad o Mundial (nunca me he aclarado cual) por la UNESCO; sea como sea es un monumento impresionante al arte de nuestros antepasados (al final y al cabo los Maya compartieron mucho con los Azteca).

Andando por la kilométrica ciudad universitaria nos perdimos muchisimo ya que las entradas estaban todas cerradas y como nunca habíamos circulado por ahí, tuvimos que volver al sitio por el que ingresamos con la pena de salir por ahí…

Luego se nos ocurrió ir al centro del Tlalpan. Porsupuesto que nos perdimos… Terminamos en la carretera a Cuernavaca! Como se podrán dar cuenta, un carro lleno de foráneos y extranjeros no es lo más práctico para salir libre de la inmensidad de la Ciudad de México.

Para no hacer el cuento largo terminamos en el regreso casi en el Zócalo, terminamos pasando por Polanco y ya finalmente de ahí regresamos sanos y salvos a casa… Una hora perdidos, qué va y eso que no había tráfico.