“La Educación es sinónimo de preparación completa”

Ignorancia, y conformismo, es hoy en día lo que vivimos. Toda la sociedad, se pregunta: ¿por qué
si contamos ya con tan avanzada tecnología, con tanta información, con tantas escuelas gratuitas y privadas nuestro país no prospera?…
La respuesta está en nosotros, no solo necesitamos educación de conocimientos teóricos,
el mismo gobierno y sociedad siempre se refieren a la educación como propia de un aula o
institución lo que no nos damos cuenta es que necesitamos educación en cuanto a valores. Pero,
en si, valores que nos permitan contribuir con nuestra sociedad ya que vivimos en una sociedad
en la que cada persona (generalizando) se preocupa por el bienestar individual, como claro
ejemplo: podemos contar con los mercados informales y la piratería, ya que nadie dice nada
ni la propia justicia porque le conviene tanto a ellos como a los vendedores y clientes. Y es que
nuestra historia y nuestra cultura “nos ha impulsado a ser así”. Nuestra tecnología, los medios de
comunicación, nos enseñan patrones de vida, utopías de la vida, en las que nos la facilitan…Pero
es que tanta nuestra mediocridad, que nos adaptamos a lo que nuestro entorno nos brinda en
lugar de transformar y crear un nuevo plan de vida.
La sociedad se queja del gobierno: “siempre es lo mismo, corrupción, injusticia, analfabetismo,
etc…”, y es evidente que la responsabilidad del buen funcionamiento de una sociedad recae sobre
el gobierno. Pero el origen del problema en realidad, somos cada uno de nosotros, cada integrante
de la sociedad.
Exigimos un cambio cualitativo cuando ni nosotros mismos somos capaces de cambiar para
nuestro propio bien y común. En particular, la respuesta de una gran transformación social en
ámbitos cualitativos, es la educación. La falta de educación es la raíz de nuestros problemas y la solución a ellos. Pero antes de ella está la propia iniciativa, ésta es la palabra clave hacia el alcance de la educación.
Toda transformación consta de un proceso:
Primero necesitamos de una motivación, que serían nuestras esperanzas para poder ser mejores
personas y transformar al mundo, siendo abiertos a aceptar que no siempre obtendremos primero el éxito, nuestras metas de forma fácil (me refiero a no tener obstáculos en nuestro camino), a levantarnos cada vez que caigamos y así podremos contar con una iniciativa. Con nuestra iniciativa seremos capaces de atrevernos a indagar en nuestro mundo, a obtener conocimientos pero no solo conformamos con la información que se nos presente sino exigir e ir más allá de lo que podamos conocer, caer en el conformismo. Así, se logra una conciencia propia. Todos estos elementos junto con la confianza en nosotros mismos y promoviendo el respeto y la motivación.
Una vez teniendo conciencia propia y con el objetivo mismo de ayudar a una transformación
social, debemos compartir a los demás un poco de lo que sabemos, así de poco en poco mover y
llegarle al mundo.
Un buen funcionamiento colectivo, comienza con el individual, el equilibrio entre clases se lograría de esta manera, al igual que la justicia y la ignorancia. No podemos seguir aceptando la idea de que el cambio”nada más no llega”, debemos entender que es un trabajo en conjunto, pero es primero por separado…
“La Educación es el medio de transformación más fuerte y clave para una sociedad”.
F. Daniela García Hernández
Éste análisis fue escrito por la estudiante de pedagodía después de su participación en el Foro Parlamentario de la Conferencia Mundial de la Juventud México 2010. Daniela asistió junto a un grupo de estudiantes universitarios al evento.