¡Nosotros También Podremos!

Primer Track A Presencial en Venezuela

Es extraordinario lo que puede pasar dentro de nosotros, sólo con sentarnos a reflexionar sobre lo que es la dignidad, algo sobre lo que todos hablamos pero que difícilmente podemos definir y que, peor aún, si no conocemos, menos estaramos en capacidad de defender, aunque sea parte de nuestra intrínseca naturaleza humana. Haber tenido la oportunidad de ser parte del primer Track A presencial de Venezuela, me dió la oportunidad de hacerlo y ¡vaya! es un ejercicio de meditación extraordinario. Pude comprender que es un concepto tan profundo, que nuestra dignidad, aparte de ser
inalienanble, pu
ede
ser parte de nosotros, incluso, antes de nuestra concepción, pues cuando nuestros padres empiezan a planificar concebirnos, ya somos (para ellos) “dignos” de ser parte de ellos, de ser parte de una familia (su familia), de ser parte de una sociedad (su sociedad, nuestra sociedad), de ser parte del mundo (su mundo, nuestro mundo) nuestra familia global. Y al creernos dignos de la sociedad que los acoge a ellos, somos dignos de la sociedad, y la sociedad digna de nosotros. Es como un principio de reciprocidad complementaria.
Aprender y/o repasar temas y obras de personas tan trascendentales como Gandhi, el Dalai Lama, Juan Pablo II, Nelson Mandela, es algo que siemrpe quise hace
r y “nunca me di el ti
empo”. Mi experiencia en la WYA, me sirvió también para eso, para tomarme el tiempo de hacerlo, incluso re-leer la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y en compañía de otros jóvenes tan talentosos y aportes tan valiosos como los que hacían mis compañeros y que, creamos debates tan buenos, que a veces se hizo necesario cortarlos, p
ara poder avanzar.

Para no alargar más todo el cuento, creo que está muy bien diseñado el Track, las lecturas seleccionadas, y ese toque que le dimos nosotros de hacer la última sesión en un lugar distinto, en contacto con la naturaleza y en un ambiente familiar, como lo fue la casa de Chrsitel Sonnekalb en la Colonia Tovar, uno de los lugares más hermosos de nuestra bella Venezuela, le da un toque de significado mayor, desde el punto de vista pedagógico y emotivo, que hace que se logre un mejor y mayor aprendizaje.
Es nuestro compromiso impulsar, con el apoyo de toda la WYA, la apertura de una sede de WYA Venezuela, y seguir impulsando y difundiendo reivindicaciones por la dignidad, la solidaridad, esperanza y respeto de los Derechos Humanos en nuestro país, que nos pide seguir trabajando para lograr un “Acuerdo Social” que nos permita tomar el rumbo que nos lleve a superar la pobreza, el subdesarrollo, la polarización y los atropellos a la dignidad y libertad de todos los venezolanos, y empezar de una vez por todas a llevar, juntos, nuestro barco a mejor puerto. Si se pudo en Polonia, si se pudo en Irlanda, si se pudo en la India, ¡nosotros también podremos! “



José Gregorio Velásquez (WYA Venezuela)
Presidente Fundación Escuela Canaima
Premio “Arturo Úslar Pietri” (2003) / Premio a la Excelencia (2005) / Premio “Por la Caracas Posible” (2010)