Under the stars


¿Recuerdan la escena? Pumba, Timón y Simba discuten sobre lo que son las estrellas. Timón afirma que son luciérnagas. Pumba, esferas de gas que se queman a millones de kilómetros. Simba no responde “qué son” las estrellas, sino “qué significan” o “qué mensaje” nos transmiten. En este pequeño diálogo encontramos el problema de la verdad. La verdad como “lo real”. Una cosa es lo que yo pienso, y otro lo que es real.
Timón podrá pensar lo que quiera, pero la realidad se impone. En las discusiones sobre la persona y su dignidad, parece que se ponen sobre la mesa opiniones personales, pero en ese diálogo, parece no preocuparnos lo que es real. Imaginemos que nos ahogamos en una alberca y pensamos, “creo que voy a salir si me tiro de los pelos”. Una cosa es lo que yo pienso y otra lo que realmente sucede -o puede suceder.
Así pues, no se trata de imponer un punto de vista, sino construir una sociedad, desde lo que pensamos que es mejor, pero siempre tratando de validar lo que pensamos con lo que es real.
¿Y Simba y su pregunta por el sentido? La verdad como sentido. El mensaje de la WYA no trata sólo de poner en la mesa una manera de pensar -como Timón-, o aportar a la discusión una opinión que además es real. Defender la dignidad también le da sentido a la propia vida. La WYA no promueve sólo un ‘dato’, sino una vida con sentido. Las cosas no sólo “son”; sino que “son-para-algo”, gracias a ello se puede encontrar sentido a lo que sucede; y construir una historia que merece la pena vivirse, contarse y repetirse.

Pedro Pallares Yabur
Asesor, Consejero
WYA Latin America